Blog

Javier López Llovet

CEO de Argentina y Latinoamérica

Cinco retos para acabar el año

Para acabar el año en la República Argentina, se me pide una reflexión sobre algunos retos y desafíos desde la perspectiva de nuestro negocio de libros.

Parece que el futuro de este país, a diferencia de muchos otros países de América Latina, está ligado, hoy más que nunca, al desarrollo de la economía. La nueva administración política elegida hace menos de dos años dio un giro copernicano a las reglas de la economía donde la industria del libro está inmersa. Libertad económica, flotación de la moneda, combate de la inflación y apertura al comercio exterior son algunas de las nuevas medidas a las que los empresarios deberán acostumbrarse al menos durante los próximos años.

El Gobierno confió en que estas medidas traerían capitales internacionales, dinamizarían la economía e insertarían a Argentina en el contexto mundial. Sin embargo, en estos dos años, mientras la economía ha ido encontrando su nuevo cauce, el consumo de libros se ha visto fuertemente afectado a la baja, al igual que el de la mayoría de los productos culturales.

Los retos pasan por entender la magnitud del fenómeno y reaccionar en consecuencia. Nuestro negocio se centra fundamentalmente en publicar libros que sean atractivos para el lector dentro del proyecto cultural que propone PRHGE. Los mejores libros son el requisito previo y fundamental de cualquier acción. A partir de aquí comienzan una serie de decisiones que se sincronizan con el nuevo escenario de caída de la demanda.

En primer lugar, se propone estudiar en detalle la política de precios para evitar que la tentación de compensar P (precio) × Q (cantidad) termine por agravar el problema. En estos casos, lo primero que hay que vigilar es que los precios estén en total sintonía con el mercado.

Asimismo, la tirada inicial es un gran desafío. Lo es en épocas normales, pero en estas circunstancias una tirada acertada es fundamental para evitar los excesos y, también, para no empeorar la recesión por la falta de libros en tiempo y forma.
Un esquema de supply chain eficiente cierra el círculo virtuoso en épocas de crisis. Tenemos que evitar las quiebras de stock en el punto de venta reponiendo con agilidad pero también de forma económicamente viable.

Así, asumir estos retos de pvp, volumen y disponibilidad con la audacia y el entrepreneurship que PRHGE nos pide será nuestro objetivo hasta fin de año.

Publicado 21/10/17